Tren Maya: el capricho inviable de López Obrador

Por: Jorge Sánchez

El presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, ha sido muy criticado desde la campaña presidencial por la inviabilidad económica de sus propuestas. La cancelación del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (y las enormes pérdidas económicas que esto trajo consigo) y su empeño por construir la refinería de Dos Bocas aun sabiendo que no es rentable, sin duda nos hacen pensar que la llamada “cuarta transformación” no tiene como prioridad el desarrollo económico del país.

En el caso del Tren Maya sucede algo similar, el 19 de marzo el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), publicó una nota técnica en la que señala los inconvenientes de lo que parece ser el proyecto faraónico de este sexenio. Para empezar, hay que tomar en cuenta que la gran mayoría de las líneas férreas del mundo no son rentables, la dificultad para recuperar los costos de capital es enorme, incluso esto ha ocurrido en países como Francia y Japón.

Según un estudio de costos de construcción promedios presentado por el IMCO, el Tren Maya puede llegar a costar entre 460 mil millones de pesos y un billón 533 mil millones, es decir, entre cuatro y diez veces más de lo que hoy estima el gobierno. Además, se debe tomar en cuenta que para que un tren sea rentable es importante que se ubique en una zona de alta densidad de población, sin embargo, Campeche, Yucatán y Quintana-Roo se encuentran entre los estados de la república con menor densidad de población.

Ruta por la que atravesará el Tren Maya.
Fuente: https://lopezobrador.org.mx/2018/09/11/proyecto-tren-maya/

Finalmente, el impacto ambiental que pueda tener este proyecto parece ser otra variable que el gobierno no está tomando en cuenta. La ruta del Tren Maya atravesará 49 zonas arqueológicas resguardadas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), 15 áreas naturales federales, 20 estatales, 24 humedales y 24 áreas destinadas a la conservación. Cabe la posibilidad de que se afecte a la reserva de la biósfera de Calakmul, lugar donde se encuentra el 80% de las especies vegetales de la península de Yucatán y la mayor población de jaguares. También es posible que se afecte el área sujeta a conservación Balam-Kú y Balam Kin, estos lugares integran el macizo forestal más grande de México y comprenden el segundo más grande de todo el continente Americano.

Nuevamente el gobierno de López Obrador está demostrando darle poca importancia a la razón y los argumentos técnicos, la prioridad parece ser cumplir los caprichos del presidente (aunque sean inviables) y enviar un mensaje a las élites políticas y la sociedad civil: «aquí mando yo».

Fuentes:

Share

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *