¿Cuántos más AMLO?

Por: Roberto Barragán

Una de las cosas que los opositores de la 4T siempre tuvimos presente es la falsa promesa de alcanzar una tierra de amor y paz utilizando solo el perdón y la honestidad. En su retórica era, por mucho, insuficiente e inviable; sólo dentro de la cabeza AMLO ésto podría traer resultados positivos.

Lo más impactante es la cantidad de personas que le dieron su confianza sólo por este discurso repetitivo lleno de frases dulces para el oído pero amargas para la razón, siempre carentes de fundamento y metodología, que son factores muy necesarios para resolver problemáticas reales.

A tres meses de haber comenzado la 4T, los números comienzan a mostrar la realidad y el caso de los asesinatos es lamentable: con base en el reporte diario de homicidios dolosos del gobierno federal, se han registrado 7,054 muertes violentas en el país. Sin embargo, expertos en seguridad estiman que podría alcanzar hasta los 8,500 debido a una subestimación del 20% según las tendencias de los datos registrados en los reportes diarios.

El fin de semana pasado es un ejemplo de las altas tasas de violencia que se observan en todo el país; la Zona Metropolitana de Guadalajara cerró el fin de semana con 20 homicidios, en Guanajuato 27 personas fueron asesinadas en la entidad, en el estado de Nuevo León se registraron 12 decesos, Veracruz presentó 10 homicidios siendo las principales víctimas mujeres y menores de edad, mientras que en Quintana Roo se reportan 6 asesinatos; por mencionar algunos estados de la república, sin embargo, la violencia se extiende por todo el país.

En la CDMX, durante el mes de enero del año en curso, los homicidios dolosos incrementaron hasta un 80%, relacionados principalmente con la venta de drogas al menudeo en calles de la ciudad. Con esto, el primer mes de 2019 de la administración de Claudia Sheinbaum, paso a ser el más sangriento de los últimos tres años.

Es evidente que la violencia no cesa por decreto, como si fueran palabras mágicas el decir «ya no hay guerra, se acabó».

Con estos números, el comienzo de este sexenio se coloca como el más violento de la historia de México con un promedio de 78 muertes violentas por día, y a pesar de esto, no existen marchas ni exclamaciones en redes sociales pidiendo más seguridad y alto a la ola de violencia. Porque hay que ser congruentes: así como a Calderón le llamaron asesino por el número de muertes ocurridas en su sexenio, heredando a Peña Nieto el mismo título por ser el Presidente de México, es momento de hacer responsable al actual Presidente de la República Mexicana y principal dirigente de la 4T.

A partir del 1 de diciembre del 2018, dejaron de ser los muertos de Peña y pasaron a ser los muertos de AMLO.

Fuentes:

Share

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *