Por: Aldo Zavala

Imagen: Reuters.

Incluso a la distancia es imposible permanecer indiferente ante el caótico escenario que se desarrolla en estados como Veracruz y Tabasco, donde la violencia se ha desatado y no parece dar tregua.

Una nueva masacre retrató la inmundicia humana que domina a quienes hoy ejercen el poder desde el monopolio de las balas, el crimen organizado gobierna, no Cuitláhuac García ni Adán Augusto López ellos solo (mal) administran el patrimonio del Estado y permiten que toda clase de aberraciones suceden en las entidades que los eligieron como gobernadores.

En Veracruz, tuvo lugar la primera gran mascare del sexenio, en el municipio de Minatitlán, cuando un grupo armado irrumpió en una fiesta familiar para capturar a una persona que se ocultó en el salón de eventos “El Potro” y abrieron fuego contra los presentes sin el menor ápice de humanidad. Le arrebataron la vida 14 inocentes, entre ellos un menor de tan solo un año de edad, sobra decir que tanto ese municipio como el Estado, es MORENA quien ostenta la titularidad del ejecutivo, y es precisamente el mandatario de Veracruz, Cuitláhuac García, quien sin el mínimo pudor politizó e intentó convertir la tragedia en una pieza más de su diferendo con el Fiscal General de Veracruz, Jorge Wincler, quien es autónomo al gobierno local pues fue designado por el anterior gobernador, así planteó García las acciones en torno al violento incidente:

“Acabo de concluir una reunión de emergencia para atender los lamentables y condenables hechos en el sur (…) No habrá impunidad a pesar de las eternas investigaciones de la FGE. Seguiremos con más detenciones”

Cuitláhuac García, Gobernador de Veracruz

Naturalmente la mezquindad del gobernador fue reiteradamente criticada. Y en una tesitura similar, el presidente Andrés Manuel López, tampoco aceptó su responsabilidad ante este acontecimiento, asegurando que “recibió un cochinero”, olvidando que con sus propias palabras afirmó hace unos meses que se había “acabado la guerra contra el narco”, y que el año pasado planteó la posibilidad de una amnistía a delincuentes.

En el municipio de Comalcalco en Tabasco, también se vivió un nuevo acto de barbarie cuando dos jovencitas fueron acribilladas a bordo de un vehículo, y en medio de la lluvia de proyectiles un bebe de menos de nueve meses y un niño de aproximadamente 9 años resultaron heridos. Al cierre de esta columna ni la alcaldesa Lorena Méndez Denis, ni el gobernador Adán Augusto López y mucho menos el presidente López, se han posicionado al respecto.

Por si eso fuera poco, el día miércoles 24 de abril, alrededor de las 10 de la noche la alcaldesa de Mixtla de Altamirano, Veracruz, Maricela Vallejo; sufrió un atentado en el que perdió la vida junto con su esposo, Efren Zopiyactle. Y por si quedaba alguna duda, efectivamente MORENA gobierna en los tres niveles de gobierno.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *