¿Nos hemos quedado sin frenos?

Por: J. Manuel Rodea La premisa keynesiana de la política económica bien hace alusión al crecimiento económico mediante la expansión del gasto público, y es de esperarse de un Estado que promete alimentar a manos llenas a quienes considera desfavorecidos esté siguiendo este esquema. No obstante ese modelo presentado por el más básico de los